No hace falta que te diga
que sin ti yo moriría,
como muero cada noche
al mirar la luna herida.

Luna herida de tristeza
por estrellas que no brillan
sin la luz de tu mirada
ni el brillar de tu sonrisa.

Luna herida por amor
al igual que el alma mía
si le faltan tus besos
para volverla a la vida.

Luna y alma que en dolor
se hacen mutua compañía
esperando que en tu amor
puedan cerrar su herida.

Leave a Reply