Un día, al encontrarnos tristes en el camino yo puse entre tus manos mi pálido destino. Y nada más hermoso jamás han de ofrecerte.

Fragmento de Desde lejos, Delmira Agustini (via poesianoerestu)

Leave a Reply